Trastorno bipolar

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar o maniático-depresivo es una enfermedad mental grave en el que las personas que la sufren experimentan síntomas y cambios inusuales en el estado de ánimo pasando de sentirse muy felices y enérgicos, estado maniático, a sentirse tristes y deprimidos, estado de depresión.

Estos cambios del estado de ánimo son más intensos y profundos que los que pueda tener una persona que no sufra esta enfermedad y vienen acompañados de trastornos del sueño, emocionales y de la incapacidad de concentrarse y pensar con claridad.

 

¿Quién puede sufrir trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad que se puede presentar en cualquier persona y suele comenzar al final de la adolescencia o al inicio de la edad adulta, aunque también puede darse el caso en niños o en personas mayores. Las causas del trastorno bipolar no están del todo claras pero pueden jugar un factor muy importante la genética, factores ambientales y la estructura cerebral de la persona que sufre este trastorno.

 

Síntomas del trastorno bipolar

Las personas con trastorno bipolar pueden tener situaciones de manía, depresivas o una mezcla de síntomas de ambas (mixtas) y estos episodios pueden tener una duración de días o incluso prolongarse hasta dos o tres meses aproximadamente.

Las personas que sufren un episodio maníaco pueden:

  • sentirse muy enérgicas y animadas, eufóricas
  • tener muy poca necesidad de dormir o descansar
  • estar muy irritables y sensibles, a veces agresivas
  • tener comportamientos imprudentes y falta de autocontrol
  • estar más activas que de costumbre
  • distraerse con facilidad
  • negar que tienen un problema
  • hablar muy rápido y de muchos temas a la vez

Después de un período maníaco puede aparecer una etapa de normalidad, pero más tarde aparecerá la fase depresiva en la que las personas pueden sentir: 

  • tristeza o estado de ánimo deprimido
  • pérdida de placer en actividades que antes disfrutaba
  • desesperanza o pesimismo
  • dificultad para dormir o dormir demasiado
  • cansancio y fatiga
  • pérdida del apetito, disminución o aumento de peso
  • pensamiento sobre la muerte o el suicidio
  • problemas para poder concentrarse
  • dolor físico sin que tenga nada que ver con alguna enfermedad

Las personas que sufren trastorno bipolar pueden sufrir también ansiedad, problemas de comportamiento y abusar de sustancias como alcohol o drogas, causando un empeoramiento de los síntomas y perjudicando sus relaciones con los demás. También existe la posibilidad de pensar en hacerse daño o en el suicidio.

 

Tipos de trastorno bipolar

Hay varios tipos de trastorno bipolar que se pueden clasificar en función de la distinta manifestación de los síntomas:

  • Ciclotimia, es la versión más leve de este trastorno que presenta fases leves de depresión e hipomanía durante al menos dos años.
  • Trastorno bipolar tipo I, se presentan episodios maníacos al menos una vez en la vida, en algunos casos también mixtos, y no necesariamente un episodio depresivo, aunque se da en la mayoría de los casos.
  • Trastorno bipolar tipo II, se caracteriza por períodos de depresión mayor y al menos un episodio hipomaníaco, menos grave que la manía.
  • Trastorno bipolar no especificado, cuando sus síntomas no encajan dentro de los criterios de las otras categorías.

Para el tratamiento de los síntomas del trastorno bipolar se pueden utilizar medicamentos, dependiendo del tipo que se padezca, para estabilizar el estado de ánimo y terapias de psicoterapia cognitivo-conductual, donde se reemplazan comportamientos y creencias negativas para la salud. En cualquiera de los casos es necesario la visita al médico para realizar una valoración y su posterior tratamiento.