Trastorno de ansiedad generalizada

Ansiedad generalizada

Por lo general, todo el mundo se siente nervioso y preocupado en algunos momentos de la vida, es algo normal. Sin embargo, las personas con ansiedad generalizada sienten mucho estrés y una preocupación excesiva y persistente, siendo muy difícil controlar su ansiedad. A continuación podrás saber más sobre este trastorno y cómo tratarlo de forma natural.

 

¿Qué es la ansiedad generalizada?

El trastorno de ansiedad generalizada, TAG por sus siglas, es uno de los trastornos mentales más frecuentes. Se define como una preocupación constante y excesiva por diferentes situaciones (salud, trabajo, familia, etc), incluso cuando no hay motivos para preocuparse, que interfiere en las emociones y en la capacidad para concentrarse en las actividades diarias.

Las personas con este tipo de trastorno mantienen un nivel de ansiedad muy alto casi todo el tiempo, y a menudo, suele ir acompañado de otras afecciones como la depresión. 

Las causas del trastorno de ansiedad generalizada no están del todo claras pero a veces, pueden tener su origen en factores hereditarios, estrés crónico, estar expuesto a situaciones desfavorables o haber vivido experiencias traumáticas. A menudo suele desencadenar depresión.

Este tipo de ansiedad suele comenzar en la infancia o en la adolescencia, aunque también es normal que pueda darse en adultos. Las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecerla que los hombres y tanto niños como adultos pueden tener las mismas preocupaciones y experimentar los mismos síntomas físicos.

 

Síntomas de la ansiedad generalizada

Los síntomas de la ansiedad generalizada son similiares a los de otros tipos de trastornos de ansiedad, aunque sean enfermedades diferentes, y pueden ser tanto psicológicos como síntomas físicos

 

Estos síntomas pueden variar su intensidad en diferentes momentos, pudiendo sufrir alguna recaída y alcanzar su extremo más intenso en situaciones de estrés. Algunos ejemplos de las señales que se pueden presentar son:

  • Preocuparse demasiado por cosas cotidianas y ser conscientes de ello
  • Tener dificultad para concentrarse y relajarse, bloqueo mental
  • Problemas para conciliar o mantener el sueño
  • Irritabilidad
  • Inquietud y nerviosismo
  • Dolor de cabeza
  • Cansarse y fatigarse fácilmente, agotamiento
  • Tensión y dolores musculares
  • Problemas digestivos
  • Sudoración, mareos y falta de aire
  • Sequedad en la boca
  • Visión borrosa
  • Temblores, debilidad
  • Dificultad para tragar

La duración de los síntomas de la ansiedad generalizada es constante a diferencia de lo que sucede en otros trastornos como la agorafobia o el ataque de pánico, que son ocasionales y mucho más intensos.

 

Cómo superar la ansiedad generalizada

Por lo general y como en otros tipos de ansiedad, el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada suele consistir en terapias psicológicas (coginitivo-conductual), farmacológicas con medicamentos específicos cuando sean prescritos por tu médico tras haber realizado las pruebas y observaciones necesarias, o una combinación de ambos.

Para curar la ansiedad generalizada de forma natural es necesario cambiar algunos hábitos y realizar ejercicios encaminados a eliminar los síntomas y modificar algunos pensamientos y comportamientos. A continuación podrás practicar algunas técnicas que te ayudarán a relajarte por completo y superar la ansiedad.

 

Superar la ansiedad
Ejercicios de respiración
Ejercicio de relajación

 

En cualquier caso, si crees que puedes sufrir ansiedad generalizada u otro tipo de trastorno, actúa siempre bajo la opinión y supervisión de tu médico.