Yoga

Para muchas personas en el mundo el yoga es un modo de vida, una forma de conocerse a sí mismo y sentirse plenamente realizado. Hoy en día sirve como una potente herramienta en la reducción y la prevención del estrés, la ansiedad y la depresión originando un estado de relajación física y mental gracias a que elimina la tensión muscular y aumenta el nivel de concentración y autocontrol entre sus muchos beneficios, esto lo hace fusionando diferentes tipos de respiración con meditación y determinadas posturas llamadas asanas.

El yoga es una práctica originaria de la India que surgió hace miles de años utilizándose como parte de rituales o creencias religiosas en el hinduismo y el budismo.  La palabra yoga procede del sánscrito (idioma sagrado) "yuj" que significa yugo o unión y se refiere a la armonía entre cuerpo, mente y espíritu para vivir en paz con uno mismo.


Todo el mundo puede practicar yoga independientemente de la edad y de la condición física que posea, ya sean personas de edad avanzada o embarazadas, ya que se ha ido adaptando con el paso del tiempo a las necesidades de cada individuo. No temas si no sabes absolutamente nada sobre el yoga ya que existen clases de yoga para principiantes donde se realizan ejercicios muy básicos que irás perfeccionando con la práctica. Si crees tener dudas o sientes molestias al realizar los ejercicios consulta siempre a un especialista.

Tipos de yoga

En la actualidad existen diferentes tipos o escuelas de yoga, cada una utiliza métodos distintos y la mayoría de ellas tienen sus raíces en el yoga clásico. Su evolución ha permitido adaptarse a nuestras necesidades, unos estilos utilizan más la parte física y otros utilizan más la parte meditativa pero todos tienen el mismo objetivo. A continuación te mostramos algunos de los más populares para que te familiarices con esta disciplina.


Hatha yoga

Es uno de los estilos de yoga más populares y utilizados en occidente y su principal característica es que utiliza la parte más física del yoga. Se utilizan diversas posturas, ejercicios de respiración y movimientos muy lentos y suaves que conllevan a una relajación muscular para preparar el cuerpo para la parte meditativa.


Ashtanga yoga

En el ashtanga yoga se utiliza el movimiento y la respiración de forma sincronizada a través de una secuencia de posturas. En este tipo de yoga se utilizan las ocho ramas tradicionales del yoga:

 

- Yama o prohibiciones: ahimsa (no violencia), satya (decir la verdad), asteya (no robar), brahmacharia (continencia), y aparigraha (desapego).

 

- Niyama o reglas de conducta: saucha (limpieza), santosha (alegría y felicidad), tapas (disciplina), svadhyaya (estudiarse a uno mismo) e ihsvara pranidhana (devoción).

 

- Asanas o posturas, pranayama o control de la respiración, pratyahara o control de los sentidos, dharana o concentración enfocando la mente en un punto en concreto, dhyana o meditación en la cual no existe ningún pensamiento y por último samadhi o el estado más profundo y elevado de la conciencia. 


Bikram yoga

El bikram yoga lleva al extremo la parte física y mental del ser humano, es una práctica que se realiza en unas duras condiciones a una temperatura de 40º C con una humedad del 40% durante 90 minutos en los cuales se utilizan 26 asanas, seleccionadas del hatha yoga, en un orden específico y progresivo y dos ejercicios de respiración. Esta práctica consigue aumentar considerablemente la flexibilidad de los músculos gracias a la aplicación de calor y humedad y está enfocado principalmente a aliviar el dolor y curar y prevenir lesiones.


Kundalini yoga

Es una de las técnicas más poderosas de yoga, se dice que un año de kundalini equivale a doce años de yoga clásico. Se combinan diferentes asanas, varios tipos de respiración, relajación, meditación y se utilizan mantras. Un mantra es una palabra o conjunto de palabras de carácter sagrado a las cuales se les da una entonación especial con el objeto de llegar a un estado de concentración absoluta. Las mantras se pueden recitar tanto en voz alta como interiormente.

 

Cada clase de kundalini yoga es diferente y en cada una de ellas se trabajan distintos aspectos con el objetivo de canalizar y dominar la energía que se encuentra en la base de la columna vertebral, llamada kundalini, hasta la parte superior de la cabeza para lograr el equilibrio perfecto entre cuerpo y mente.

 

Iyengar yoga

El maestro de yoga B.K.S. Iyengar, considerado como el padre del yoga moderno, utiliza en su escuela las ocho ramas tradicionales prestando especial dedicación a las posturas (asanas), la respiración (pranayama) y el control de los sentidos (pratyahara).

Basa principalmente su técnica en la precisión y atención de las asanas, las cuales han de mantenerse por un tiempo determinado y realizarse en un orden específico, utilizando para ello diferentes objetos de apoyo como sillas, mantas, cinturones, cuerdas o bloques de madera entre otros. A través de estos apoyos y tras varios ajustes se consigue permanecer más tiempo en la misma posición requiriendo menos esfuerzo y aumentando la estabilidad.

 

Esta técnica permite que todas las asanas sean accesibles a todas las personas independientemente de su edad y su condición física, incluyendo mujeres embarazadas, gracias a los soportes que hacen que se requiera menos esfuerzo y se respire libremente sin ninguna presión.

 

Swara yoga

Se le llama el yoga de la respiración porque enseña a respirar correctamente mientras se realizan las asanas. Basa su técnica en la concentración y el control de la respiración así se obtiene un dominio completo de la inhalación, retención y exhalación de aire aportando al organismo una mayor cantidad de oxígeno.

 

Presta especial atención a las fosas nasales identificando cual de ellas es la predominante para adaptar la respiración al estado que deseemos alcanzar. La fosa nasal derecha está conectada a la parte izquierda o simpática del cerebro que es la zona que nos pone en estado de alerta mientras que la fosa nasal izquierda está conectada a la parte derecha o parasimpática del cerebro que es la que se relaciona con la tranquilidad y el descanso.

 

Esta escuela utiliza diferentes tipos de respiración según que partes del cuerpo se trabajen.

- Respiración baja: abdominal y lumbar.

- Respiración media: intercostal y diafragmática.

- Respiración alta: pectoral, dorsal y clavicular.

- Respiración profunda: se llenan los pulmones de abajo hacia arriba utilizando todas las anteriores.

- Respiración total: se llenan los pulmones lo máximo posible.

 

¿Dónde se puede hacer yoga?

Puedes hacer yoga en cualquier lugar siempre y cuando el ambiente sea favorable para ello. Puedes hacerlo en un centro especializado, en lugares como la playa, un bosque, un parque o también puedes practicarlo en casa.

Hacer yoga en casa te permitirá ahorrar tiempo y dinero, solo necesitarás unos 30 minutos al día, aunque esto puede variar en función de lo que cada persona necesite y del tiempo del que se disponga, lo normal para un principiante sería de entre 15 minutos y una hora al día, recuerda que debes descansar dos días a la semana.

 

¿Qué se necesita para hacer yoga?

Para hacer yoga debes elegir un momento del día en el que te sientas relajado evitando a ser posible hacerlo justo después de la comida ya que sería bastante incómodo practicar algunas posturas con el estómago lleno, lo ideal sería esperar al menos dos horas para comenzar los ejercicios o si se realizan antes, esperar una media hora antes de comer.

Elige un lugar de la casa tranquilo en el que nada o casi nada pueda interrumpirte, lejos del ruido de vehículos o personas que puedan distraerte. Intenta crear en este lugar un ambiente agradable utilizando una luz tenue, con luz natural, velas o también una lamparilla, lo importante es que te resulte los más agradable posible. Para crear un ambiente aún más agradable puedes utilizar barritas de incienso que encontrarás en tiendas con diferentes formas y fragancias. Pon música relajante, la música emite ondas que estimulan el cerebro, ideal para alcanzar el estado de relajación, puedes elegir música instrumental o sonidos de la naturaleza como lluvia, viento, pájaros, etc. Elige un tono medio para no distraer la atención y poder escuchar tu propia respiración.

Para practicar yoga elige una ropa cómoda que no quede demasiado apretada ni demasiado holgada y que permita moverte libremente, preferiblemente hecha de un tejido transpirable como el algodón. El pantalón debe tener una cinturilla elástica de modo que se adapte al movimiento y no lo limite. Normalmente el yoga se realiza con los pies descalzos utilizando para ello una esterilla o colchoneta, aunque si lo prefieres también puedes hacerlo con zapatillas o calcetines.

 

Adelante, ya puedes comenzar a hacer yoga.