QUE ES LA HIPOCONDRIA

La hipocondría es un trastorno de ansiedad en la que existe una constante y exagerada preocupación por tener una enfermedad, principalmente a partir de cualquier molestia o pequeño dolor físico.
Una persona hipocondríaca está continuamente imaginando que tiene una enfermedad, atendiendo a cada sensación de su cuerpo de forma incluso obsesiva aumentando aún más los síntomas de ansiedad.


CONSECUENCIAS DE LA HIPOCONDRIA

 

- Preocupación exagerada y continuas por padecer diferentes enfermedades

- Autobservación desmesurada de las funciones del cuerpo

- Máxima atención a las posibles consecuencias negativas, descuidando las actitudes más saludables

- Nerviosismo y ansiedad como consecuencia de la preocupación constante

- Cambios bruscos en el estado de ánimo, provocando incluso un trastorno depresivo

- Hablar constamente sobre las dolencias experimentadas y sus síntomas

- Buscar información habitualmente sobre los síntomas y las posibles enfermedades

- Mayor frecuencia de visitas a médicos y especialistas

- Observaciones obsesivas de las partes del cuerpo para comprobar su funcionamiento

- Descuidar actividades cotidianas referentes a la salud, relaciones sociales, laborales y familiares

- Centrar la atención en síntomas leves o imaginarios (dolor de cabeza, mareos...)

- Tomarse el pulso, la temperatura, la tensión arterial constantemente, incluso varias veces al día

- Interpretación catastrófica de cualquier pequeña herida, tos ocasional...

- Los propios pensamientos negativos pueden acarrear síntomas físicos como taquicardias, sudores, temblores...

 

 

CRITERIOS DIAGNOSTICOS

 

La hipocondría se incluye dentro de los trastornos somatoformos, trastornos caracterizados por la presencia de síntomas físicos que apuntan a una enfermedad somática (física) con la peculiaridad de la inexistencia de pruebas inequívocas.

Para diagnosticar a un paciente de sufrir hipocondría se debe descartar que verdaderamente no sufra de ninguna enfermedad física. Una vez descartado, si el paciente continua con una preocupación reiterada, angustia y dudas a cerca de su estado de salud, es apropiado realizar un estudio psicológico.

 

TRATAMIENTO HIPOCONDRIA

 

Para disminuir, controlar y modificar los niveles de preocupación y miedo que se vinculan a la hipocondría se utilizan terapias cognitivo-conductual, técnicas que trabajan la restauración de las creencias sobre la salud y la enfermedad.

 

Igualmente son utilizados los ejercicios de relajación, respiraciónmeditación, estas técnicas producen una agradable sensación de bienestar de manera natural, reducen el nivel de preocupación, modifican los pensamientos negativos en positivos y ayudan a centrar la atención sobre la salud desde un punto de vista realista.