Fobia, el miedo que se puede superar

La fobia es un miedo intenso y constante ante ciertas situaciones o ante cualquier objeto, animal, persona o actividad. Cuando este miedo hace que perdamos el control e interfiere en nuestra vida diaria, se diagnostica como fobia que es un tipo de trastorno de ansiedad.

 

Todas las personas tenemos miedo en ciertos momentos y situaciones. El miedo es una forma de estar preparados ante un peligro pero a veces, al igual que ocurre con la ansiedad, se vuelve intenso e irracional.

 

La fobia es alimentada por pensamientos negativos, anticipación, estímulos temidos, falta de práctica en expresión verbal y la angustia entre otros.

 


Síntomas de la fobia

 

Los síntomas físicos que pueden experimentar las personas con fobia son los siguientes:

 

- Taquicardias (ritmo acelerado del corazón).

- Sudoración excesiva y sensación de aumento de temperatura corporal.

- Sensación de irrealidad y falta de concentración.

- Tensión o temblor muscular y escalofríos.

- Sequedad en la boca.

- Angustia.

- Mareos o desmayos.

- Visión borrosa.

 

Cuando la fobia alcanza su nivel crítico, se producen ocasionalmente (según la persona y la intensidad del miedo) ataques de pánico.

 

Fobias específicas

 

Una fobia específica es un miedo intenso e irracional desencadenado por la presencia de un objeto, animal o situación en particular.

- Acluofobia, miedo a la oscuridad.

- Acrofobia, miedo a la altura.

- Aeronausifobia, miedo a vomitar.

- Agrafobia, miedo al abuso sexual.

- Algofobia, miedo a experimentar dolor.

- Amaxofobia, miedo a conducir.

- Anuptafobia, miedo a permanecer solo.

- Aracnofobia, miedo a las arañas.

- Astenofobia, miedo a desmayarse.

- Atiquifobia, miedo al fracaso.

- Autofobia, miedo a la soledad.

- Batofobia, miedo a la profundidad.

- Belonefobia, miedo a las agujas.

- Cenofobia, miedo al vacío.

- Cinofobia, miedo a los perros.

- Claustofobia, miedo a estar encerrado.

- Copitofobia, miedo al fracaso.

- Eisoptrofobia, miedo a los espejos.

- Elurofobia, miedo a los gatos.

- Escotofobia, miedo a la oscuridad. 

- Gerascofobia, miedo a la vejez.

- Haptefobia, miedo a ser tocado.

- Hematofobia, miedo a la sangre.

- Hidrofobia, miedo al agua. 

- Hipofobia, miedo a los caballos.

- Hodofobia, miedo a volar.

- Hipsifobia, miedo a la altura.

- Insectofobia, miedo a los insectos.  

- Lisofobia, miedo a la locura.

- Metatesiofobia, miedo a los cambios.

- Misofobia, miedo a la contaminación.

- Necrofobia, miedo a los cadáveres. 

- Odinofobia, miedo al dolor o sufrimiento.

- Oneirofobia, miedo a los sueños.

- Ornitofobia, miedo a los pájaros.

- Patofobia, miedo a las enfermedades.

- Peniofobia, miedo a la pobreza.

- Pirofobia, miedo al fuego.

- Selafobia, miedo a los relámpagos.

- Tacofobia, miedo a la velocidad. 

- Teofobia, miedo a la religión.  

- Zoofobia, miedo a los animales.

 

La fobia social se caracteriza por el miedo a determinadas circunstancias sociales como interactuar o ser observados por otras personas.

 

Una de las fobias más destacados es la agorafobia (miedo a las multitudes y espacios abiertos junto al deseo de no salir del hogar). Sus causas son mas complejas y difíciles de dictaminar.

Todas estas fobias pueden tener su explicación como un rasgo evolutivo de las personas que desarrollan estos miedos contra criaturas o situaciones que pueden causar un daño.

 

Como superar la fobia

 

Si usted siente miedo ante estas situaciones y no puede llevar a cabo su vida normal o simplemente cree que tiene fobia , es recomendable como en todos los trastornos de ansiedad, métodos y ejercicios como estos:

 

- Los ejercicios de relajación,  eliminan la tensión muscular y ayudan a relajar la mente, ayudando de esta manera a reducir y eliminar los síntomas de ansiedad y depresión. Ver ejercicio.

 

- Los ejercicios de meditación,  muy beneficiosos para controlar nuestra mente y reducir la tensión muscular y mental provocadas por el miedo. Estos ejercicios nos conducen a un completo estado de calma. Ver ejercicio. 

 

- Los ejercicios de respiración, que practicados de forma habitual aumentan la capacidad pulmonar y evitan la hiperventilación, disminuyendo de esta manera la tensión muscular y el ritmo cardiaco para favorecer la relajación. Ver ejercicio. 

 

- Ejercicios para aumentar la autoestima. Leer más.

 

- Una serie de consejos prácticos para la salud física y mental que aumentarán nuestra calidad de vida. Leer más.