Ejercicios de relajación


¿En qué consiste? El ejercicio de relajación consiste en suprimir la tensión muscular y mental producida por situaciones prolongadas de estrés y ansiedad, mediante sencillas técnicas y el control de nuestro propio pensamiento que tienen como objetivo alcanzar un estado de calma y paz interior, este es el objetivo de la relajación.

¿Quién puede hacer estos ejercicios? Puede realizarlo cualquier persona (excepto personas con restricción médica por causas especiales, debes consultar antes con un especialista) pero está especialmente indicado para las personas que sufren trastornos de ansiedad o depresión, personas expuestas a largos periodos de tensión y estrés, trastornos del sueño, dolores musculares u otros síntomas entre otros.


Como hacer los ejercicios de relajación

1. Puedes hacer estos ejercicios de relajación sentado, de manera que tus piernas queden en angulo recto y ligeramente separadas, apoya tus antebrazos en los muslos y tu coloca tu cabeza descansando sobre tu pecho, tu cuello debe estar bien relajado. También puedes hacer estos ejercicios tumbado hacia arriba, con las piernas ligeramente separadas y los brazos a lo largo del cuerpo o descansando sobre tu pecho.

2. Escoge un lugar tranquilo y agradable, con luz cálida, puedes añadir música relajante si lo prefieres, lo importante es que te sientas cómodo. 

3. Realiza estos ejercicios dos o tres veces al día, por la mañana cuando te levantas, a mediodia y por la noche antes de dormir.


¡Adelante! Relájate con estos dos ejercicios

 

Ejercicio de relajación de Schultz

Este ejercicio utiliza el control de tu propio pensamiento para conseguir la relajación

Ejercicio de relajación de Jacobson

Este ejercicio utiliza más la parte física mediante la tensión y distensión de los músculos del cuerpo

Beneficios de la relajación

Los beneficios que nos aportan los ejercicios de relajación son entre otros muchos:

 La disminución de los niveles de ansiedad y una mayor capacidad para afrontar situaciones de estrés.

 Aumentan la seguridad y la confianza en nosotros mismos. 

 Mejor control de la respiración eliminando la hiperventilación. 

 Mejoran la digestión.

 Proporcionan un descanso más profundo y de calidad.

 Mayor capacidad para conciliar el sueño de forma natural mejorando la calidad del sueño.

 Mayor resistencia frente a enfermedades.

 Mejor oxigenación de la sangre.

 Ayudan a equilibrar la tensión arterial. 

 Facilitan la recuperación física y mental. 

 Aumentan la capacidad de concentración...