Depresión, causas, síntomas y ejercicios para superarla


 

La depresión es un trastorno de nuestro estado de ánimo que presenta una tristeza, pena o angustia permanente. Todas las personas solemos sentir tristeza o pena en algunas ocasiones como por ejemplo cuando nos despiden del trabajo o en una ruptura sentimental, pero estos sentimientos son por lo general pasajeros y con el tiempo disminuyen su nivel o desaparecen por completo, no provocando por lo general ningún daño emocional a largo plazo. Hablamos de depresión cuando estos sentimientos son continuos y severos y afectan negativamente a nuestro estado físico y mental, autoestima, alteran nuestros hábitos y comportamientos, limitan nuestra actividad física, disminuyen el rendimiento en el trabajo e interfieren en todas nuestras relaciones.

Largos periodos de estrés o nerviosismo o pensamientos repetitivos o de culpabilidad también nos pueden conducir a una depresión.

 

Tipos de depresión

• Trastorno depresivo grave, caracterizado por síntomas que incapacitan a la persona que lo sufre a realizar actividades diarias tales como trabajar, dormir o incluso comer. Suele tener una duración de varios años o incluso de por vida.

 

• Trastorno distímico, caracterizado por síntomas de larga duración que aunque menos graves, impiden desarrollar una vida normal.

 

• Depresión posparto, se diagnostica cuando una mujer que ha dado a luz sufre un episodio de depresión dentro del primer mes después del parto.

 

• Trastorno afectivo estacional, caracterizado por la aparición de síntomas depresivos durante los meses invernales donde los días son más cortos y disminuyen las horas de sol. La depresión mejora o desaparece durante primavera y verano.

 

• Trastorno bipolar, caracterizado por cambios cíclicos del estado de ánimo, que van desde estados de ánimo muy elevados a estados de ánimo muy bajos como la depresión.

 

Causas de depresión

La baja autoestima, arrebatos repentinos de ira y falta de placer en actividades que antes nos hacian sentirnos felices son algunas causas que podrían originarnos un trastorno depresivo. Otras causas son: 

 

 El alcoholismo o drogadicción.

 La muerte de un familiar o conocido.

 El estrés crónico.

 Una situación de maltrato en la infancia.

 El contraer una enfermedad.

 Los problemas para dormir o descansar.

 Los pensamientos repetitivos negativos.

 Las deficiencias nutricionales.

 El aislamiento social.

 Los problemas laborales.

 Los problemas familiares o personales.

 

Síntomas de la depresión

Los síntomas de la depresión pueden variar dependiendo de la persona y del trastorno en particular. Los síntomas más frecuentes que aparecen pueden ser uno o varios a la vez, son una continua tristeza o pena que normalmente suele ir acompañada de falta de ánimo y energia, también son síntomas frecuentes de depresión el pesimismo, la desesperación, el sentimiento de culpabilidad continuo, la irritabilidad, la pérdida de interés por cosas que antes nos hacía felices, la dificultad para concentrarnos y tomar desiciones, el dolor de cabeza, el dolor de estómago, los pensamientos suicidas, las alteraciones del sueño y la falta de apetito entre otras.

 

Como superar la depresión

Para superar la depresión de forma natural y sin pastillas te recomendamos llevar a cabo una serie de ejercicios y consejos que a continuación se detallan. Estos ejercicios están recomendados tanto para personas que sufren algún tipo de trastorno afectivo-emocional como para aquellas, que aún no padeciéndolo, desean aprender o mejorar sus habilidades emocionales. Si tomas algún medicamento o sientes alguna molestia consulta a tu médico o psicólogo. Para conseguir el máximo beneficio es aconsejable establecer una rutina diaria, estableciendo estos ejercicios como hábitos normales de la vida y adaptarlos a tu entorno y tiempo.

 

1. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que la depresión ha llegado a ti poco a poco, por lo tanto, acaba con ella de igual forma y no tengas prisas, procura no angustiarte.

 

2. Busca una solución y deja atrás los problemas. Proponerte cambiar las cosas y salir de la rutina te ayudará a salir de la depresión, no pierdas el tiempo encerrado en tus problemas y actívate, establece que cosas quieres cambiar, que alternativas existen para ello, valora las consecuencias tanto positivas como negativas de cada una de ellas y elige la que más fácil y positiva te resulte, toma nota en un papel y échale un vistazo todos los días para que no se te olvide.

 

3. Mejora la autoestima. Mantén una actitud positiva y elimina los pensamientos negativos e inútiles como el no voy a poder, esto puede conmigo o no veo la solución, requiere un gran esfuerzo y paciencia pero los resultados son muy positivos y suponen un gran cambio.

 

4. Acepta la realidad tal y como es, aunque produzca dolor e impotencia si nunca la aceptas no encontrarás la felicidad y el estado de tranquilidad que buscas. No pierdas tu valioso tiempo en forzar la realidad ni lamentándote.

 

5. Sal de ti mismo y obsérvate, este es un excelente ejercicio para darnos cuenta de que no vamos acorde a la realidad, que exageramos las cosas y empañamos nuestra propia visión de las cosas. Ponte frente a un espejo y obsérvate, lo que ves es la realidad y lo que sientes es fruto de tu imaginación.

 

6. Dedícate tiempo. Tómate al menos 30 minutos al día para realizar las cosas que verdaderamente hacen sentirte bien, leer, correr, escribir, manualidades, etc. El objetivo de este ejercicio es conseguir desconectar la mente de preocupaciones y ver las cosas con mayor claridad.

 

7. Ten en cuenta que tarde o temprano todo esfuerzo tiene su recompensa. Aunque a veces existan dudas de si verdaderamente es así y acabemos por la desilusión y la frustración la vida nos ha hecho ver que nunca debemos rendirnos y que debemos luchar por nuestros objetivos, recuerda que la única lucha que se pierde es la que no se hace.

 

8. Una alimentación equilibrada ayuda a combatir la depresión. Los alimentos ricos en serotonina actúan de forma positiva en nuestro estado de ánimo creando una sensación de bienestar.

 

9. Relájate. Los ejercicios de relajación relajan todas las partes del cuerpo eliminando la tensión muscular y produciendo un agradable placer, ayudan a dormir mejor y proporcionan un descanso de calidad lo que hace que tengamos más energía para afrontar el día a día, con esto se consigue aumentar la autoestima y disminuir el nivel de depresión.

 

10. Medita, realiza ejercicios de meditación para controlar la mente y eliminar los pensamientos negativos y la sensación de tristeza y angustia permanente que produce la depresión. Escoge un lugar tranquilo y dedícale al menos 10 minutos.

 

11. No te aísles. Cuando nos sentimos mal tendemos a aislarnos del mundo pero esto sólo empeora las cosas. Participa en actividades con otras personas, conseguirás aumentar la autoestima y la seguridad en ti mismo.

 

12. Respira bien. Muchos de los síntomas de la depresión son debidos a una mala respiración, por lo general rápida y superficial, por ello debemos preocuparnos por respirar correctamente al igual que lo hacemos por comer sano y dormir bien.