FOBIA SOCIAL

Las personas con fobia social sienten mucho miedo y evitan situaciones en las cuales puedan ser juzgadas por los demás, comprenden que sus sensaciones son irracionales, pero temen a enfrentarse a esta situación y hacen todo lo posible por evitarla.

Se caracteriza por un miedo y ansiedad persistentes a enfrentar determinadas situaciones sociales, a la interacción con los demás o simplemente ser observados por otras personas. Otra característica importante de fobia social es la anticipación de estos hechos, aumentando así el nivel de ansiedad. 

Algunas de las situaciones que evitan las personas que padecen fobia social son:

 

- Hablar en público.

- Comer o beber en público.

- Asistir a fiestas o espectáculos.

- Conocer nuevas personas.

- Hablar con personas de autoridad.

- Iniciar una conversación.

- Defender sus propias opiniones.

- Preocuparse por ser el centro de atención.

- Hacer o aceptar cumplidos.

- Mantener la mirada fija mientras habla.

- Sentirse observado.

- Encuentros con el sexo opuesto.

- Miedo a quedarse en blanco.

Se pueden diferenciar dos tipos de fobia social:

 

FOBIA SOCIAL GENERALIZADA, cuando el miedo se experimenta en la mayoria de las conexiones o relaciones sociales en general y en la interacción con otras personas.

 

FOBIA SOCIAL ESPECIFICA, cuando el miedo solo se presenta ante determinadas situaciones como hablar en público, sentirse observado por los demás, etc.

Si siente miedo ante estas situaciones y no puede llevar a cabo su vida normal o simplemente cree que padece de fobia social, es recomendable como en todos los trastornos de ansiedad realizar sencillos ejercicios de relajación, que nos ayudarán a eliminar la tensión producida por el miedo,practicar meditación para ejercer un control de la mente ante cualquier situación y ejercicios de respiración entre otros que nos ayudarán a controlar estos síntomas y vencer nuestra ansiedad.

 

La fobia social presenta una muy buena respuesta a la terapia cognitivo-conductual tanto individualmente como en grupos, junto a la voluntad de la persona para hacer frente a estas situaciones.

Consulta siempre a un especialista.